PERLAS DE SABIDURÍA 5

La familia es la institución más importante en el mundo. No fue un invento de sociológos, antropólogos, economistas o gobiernos de ninguna índole. Fue la idea de Dios desde el principio. La familia existe antes de que siquiera podamos imaginar, antes del lenguaje escrito y antes de que el hombre se organizara en comunidades primero fue la familia.
Es en nuestros hogares en donde se forma el carácter, en donde se hace a un ser humano íntegro con valores inconmovibles que permanecerán a lo largo de su vida. Es en nuestro hogares en donde el corazón del niño aprende a amar. Así también, si sucede lo contrario y no se imparten estos valores y principios de integridad, esta carencia durará por toda una vida con sus irremediables consecuencias, a menos que Dios intervenga.
No existe un método matemático para la intervención de Dios; es una vivencia, una experiencia de vida.
Atrevete a reunir a tu familia, a orar unidos, a leer la Biblia. Quizá un buen comienzo son los evangelios, después de todo nos hemos auto titulado "cristianos" y no conocemos a Cristo. En los evangelios aprederemos quién era y quién es, cómo actuó y cómo actúa; comprenderemos de su gran amor por todos nosotros y entenderemos que no estamos solos en esta increíble tarea de edificar una familia.
Entregale tu matrimonio y tus hijos a Cristo, hazlo a El el centro de tu vida y de tu familia y podrás vivir tranquilo y seguro, confiando en su eterna fidelidad para aquellos que lo aman y lo buscan.

"Instruye al niño en su camino y aún cuando fuere viejo no se apartará de él". Proverbios

"Hijo mío, no se aparten la sabiduría y la prudencia de tus ojos. Guarda la ley y el consejo, porque serán vida para tu alma y gracia para tu cuello. Entonces andarás por tu camino confiadamente y tu pie no tropezará".... Proverbios 3:21-26.


Rosalía Moros de Borregales