PERLAS DE SABIDURÍA 8

            Muchos van detrás de hombres que ellos mismos endiosan, algunos se erigen a si mismos como sus propios dioses, otros ven con normalidad el creer y confiar en los astros más que en el Dios que los creó, y otros corren presurosos detrás de la maldad; maquinando sin cesar para matar, robar y destruir. Nos hemos equivocado, hemos puesto los ojos en el poder y el dinero; el conocimiento nos ha envanecido y hemos sobreestimado nuestras vidas, considerándonos más valiosos que nuestros iguales.
            Pero la historia es buena para enseñarnos que aún los imperios que llegaron a ser más grandes y ricos, también cayeron en medio de su gloria; y nos ilustra con ejemplos en los que tan alto fue el orgullo, tan profunda fue la caída. Como los griegos o el imperio romano que un día fueron esplendorosos como la belleza de una rosa que en un instante nos sorprende y mañana inexorablemente esta marchita.
 
Rosalía Moros de Borregales