PERLAS DE SABIDURÍA 4

La vida está hecha de momentos, uno tras otro que se suceden sin descanso en esa dimensión que llamamos tiempo. Los momentos con tus seres queridos son medicina para tu alma... No dejes pasar esos momentos que Dios te brinda cada día. Pídele a El que te de la sabiduría para discernirlos y entender que tus ojos y tus oídos deben estar tan afinados como tu corazón. 

¿Es que acaso no es verdad que la prisa con la que vivimos nos ha hecho personas “superficiales”? ¿Cuántas veces en esos momentos a solas con nuestras almas nos damos cuenta de que en el afán de construir un mejor porvenir para los nuestros, hemos perdido elementos esenciales…? ¿Cuántas veces nos hemos perdido la sonrisa de nuestros hijos? ¿Cuántas mañanas nos hemos dejado atrapar por el corre-corre y no hemos dado un abrazo, o dicho un “Dios te bendiga”? ¿Cuántas veces nuestros hijos o nuestras parejas nos han hablado, y de repente, en un instante, nos damos cuenta que hemos oído sin escuchar? Quizás porque nuestras mentes estaban en otro lugar, resolviendo, trabajando… Perfectamente justificados, pero tristemente alejados de lo más valioso....

“Cuán bueno es que los hermanos estén juntos en armonía, porque allí envía el Señor bendición y vida eterna”.

Rosalía Moros de Borregales.